Enfermedades cardiovasculares, las que más matan

0

El cardiólogo Luis Manuel Espinoza Carrillo, asegura que de existir una pronta atención, la mayoría de los casos pudieron tener un final mortal

Guadalajara, Jal. (Crónica Jalisco).- Las estadísticas son alarmantes. De un total de 58 millones  de personas que fallecen al año en el mundo, 17 millones son por enfermedades cardiovasculares. En México, cada dos minutos fallece una persona a causa de un infarto fulminante, al miocardio o muerte súbita; y tan solo en los últimos tres años en Guadalajara, se han registrado 25 mil decesos por enfermedades cardiovasculares; pero lo más lamentable de todo esto, es que un porcentaje muy grande de estos casos pudieron haberse salvado, de haber recibido atención inmediata.

“Hasta la muerte tiene tratamiento”, señala Luis Manuel Espinoza Carrillo,  Cardiólogo del Centro de Entrenamiento para la Prevención y Tratamiento de Muerte Súbita y otras causas de Mortalidad,  Procardio 21, organismo que desde hace años trabaja por hacer ver a las autoridades la necesidad de contar con un desfibrilador en todos los botiquines médicos, así como la capacitación a una mayor cantidad de personas en técnicas de resucitación, ya que esto permitiría salvar más vidas. “Con un 10 por ciento de la población capacitada, podemos decir que tenemos una ciudad cardioprotegida”, apuntó.

“Las técnicas de resucitación son sencillas y cualquier persona lo puede hacer, teniendo la capacitación adecuada,  incluso el uso del desfibrilador, no se necesita ser un profesional de la salud para utilizarlo, pues el mismo aparato va dando las indicaciones de lo que tiene que hacerse”, explicó el doctor Espinoza.

El que no se tenga a la mano este tipo de aparatos es grave, tomando en cuenta que el 80 por ciento de las muertes son fuera de hospitales. Si vemos en algún lado que de pronto una persona cae al suelo por causa de un infarto, la mayoría no sabe qué debe hacer, llaman a una ambulancia y tienen que esperar un largo tiempo para que se hagan cargo del paciente por  lo que se pierden minutos valiosos en los que se pudo haber salvado la vida. El especialista informó también, que el 90% de las personas que son atendidas de inmediato tienen probabilidades de sobrevivir, de lo contrario, sino se hace, solo tienen el 5% de salvarse.

Espinoza Carrillo pone de ejemplo un caso conocido por todos, que conmovió en su momento el mundo del deporte en México: el fallecimiento del luchador “El Perro” Aguayo; quien muriera precisamente por un ataque al corazón ante la impotencia de 10 mil espectadores. “Entre toda esa cantidad de gente no hubo una sola persona que pudiera darle  la técnica de Reanimación Cardiovascular (RSP), para esperar la llegada de la ambulancia”.

LAS RAZONES DEL CORAZÓN

La principal causa de muerte en todas las situaciones es por una arritmia en el corazón, explicó el cardiólogo, se llama fibrilación ventricular y ese movimiento del corazón que es caótico e irregular es una fibrilación ventricular.

“El corazón tiene cuatro recamaras, las de abajo envían la sangre a todo el cuerpo y las de arriba a los pulmones, las de abajo son determinantes para el cerebro, entonces en los primeros dos o tres minutos que el cerebro ya no recibe sangre, ni los otros órganos de choque como el riñón y la retina y el mismo corazón, son determinantes para expectativa de recuperación del paciente, pues si dejan de funcionar más de 10 minutos en el cerebro, esa posibilidad de que se recupere es de menos de un 20 ó 30 por ciento, porque cada minuto que se pierde es un 10 por ciento de posibilidades de que una persona se salve, entonces en ese conteo van las posibilidades de sobrevivencia”.

“En ese coteo de enfermedades o accidentes puede ser reversible si se atiende desde el primer minuto y más si se tiene muy cerca un desfibrilador. Cabe tomar en cuenta que entre el 80 y 85 por ciento de las personas que fallecen el corazón fibrila”, añadió.

ATENCIÓN EN ZONAS ALEJADAS

Espinoza Carrillo, quien también es maestro en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS)  de la Universidad de Guadalajara, se ha pasado los últimos 10 años brindando capacitación, no solo a sus alumnos sino a grupos vulnerables como los indígenas, quienes por su ubicación geográfica tienen mayores dificultades para tener acceso a la salud, y junto con el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUSH) han desarrollado un manual de RCP en diferentes lenguas para entregarlo a las comunidades alejadas.

De igual forma, el especialista ha capacitado a integrantes del Grupo Zeus de la Policía de Guadalajara, a personal de la Auditoria Superior (ASEJ) y recientemente a un grupo de pequeños del Instituto de Ciencias.

Anunció también que con motivo del Día del Niño, ofrecerá una  capacitación a diversos grupos de infantes a partir de los 10 años en las instalaciones del Palacio de la Cultura y la Comunicación (PALCCO) ubicado en Zapopan.

DATO

  • De 58 millones  de personas que fallecen al año en el mundo, 17 millones son por enfermedades cardiovasculares.
  • 2 Minutos es el tiempo en que fallece una persona en México a causa de un infarto fulminante, al miocardio o muerte súbita.
  • 25 Mil personas han muerto en la ZMG en los últimos tres años por enfermedades cardiovasculares.
  • 80 Por ciento de las muertes por enfermedades cardiovasculares ocurren fuera de un nosocomio.

Leave A Reply