Futuro de la Alianza del Pacífico, entre los temas a tratar en la cumbre

0

Ciudad de México (Notimex).- Una mayor claridad sobre el futuro de la Alianza del Pacífico, así como la incorporación de nuevos actores, y fortalecer la relación con el sector privado, serán de los temas principales a tratar durante la V Cumbre del bloque económico integrado por México, Colombia, Perú y Chile,  que se llevará a cabo en Puerto Vallarta del 21 al 24 de julio.

Así lo aseguró el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Alfonso de Alba, quien en entrevista apuntó que durante el encuentro se analizará un documento que se conoce como la Visión Estratégica hacia el 2030, donde se empatarán los objetivos acordados en las Naciones Unidas, con la agenda de Desarrollo Sostenible, y con los de la propia agenda de la Alianza.

“Con ello le vamos a dar amplitud, y hay temas nuevos que se van a ir incorporando, pero sobre todo hay certidumbre de cual es curso de acción de aquí al 2030, son prácticamente 12 años de trabajo que están por delante”, apuntó.

Hasta el momento, dijo, hay una serie de propuestas sobre la mesa, y se ha avanzado mucho en temas que tienen que ver con comercio, financiamiento, cooperación en materia financiera, y de movimiento de personas.

“Todavía hay espacios por fortalecer, como el programa de becas de intercambio, sobre todo de empresarios, de pequeñas y medianas empresas, de involucrar más a la sociedad civil, a la academia en este proyecto, y en ese sentido es una reunión importante por el desahogo de su agenda actual, que es una agenda que se consolida”, abundó.

De Alba destacó que lo primero que se debe de hacer es fortalecer lo que ya se tiene, tal es el caso, en materia comercial, donde se ha llegado a niveles de liberación de barreras arancelarias y de facilitación al comercio muy elevadas entre los cuatro países.

“Todavía podemos ampliar ese espacio, empezar a trabajar con el Mercosur, hay un gran interés de parte de ellos y de algunos Estados que podrían tener un estatus de asociados de la Alianza, iniciamos ese ejercicio con Canadá, Nueva Zelanda, Australia, y Singapur, y a ese grupo una vez que concluyamos las negociaciones podría sumarse sin lugar a dudas, Corea, e incluso Ecuador”.

El subsecretario detalló que uno de los ejercicios que se llevarán a cabo en Puerto Vallarta, será poder identificar un número mayor de países que no solo se sumen como Observadores, “que no sólo sean testigos de los avances y de lo que se está logrando a nivel de los cuatro países de la Alianza, sino que también puedan ser socios colaboradores”.

Lo anterior, apuntó, en proyectos tanto en los cuatro países de la Alianza, como también en terceros países para realizar acciones conjuntas.

“Podríamos empezar trabajando con países centroamericanos, con países en el Caribe, y desde luego eso se puede ampliar después al resto de la región, eso es nada más en el capítulo comercial”, abundó.

En el tema de movimiento de personas, aseguró que la idea es que se pueda llegar a concretar una Visa AP (Visa Alianza del Pacífico) que facilite el movimiento no solo entre los cuatro países, sino de terceros dentro de estos cuatro, “que podamos tener un intercambio mucho más organizado de información que nos permita también que esos movimientos de personas sean ordenados, seguros, y haya una cooperación en materia de seguridad”.

Cabe destacar que durante esta cumbre iniciará un cambio en el ciclo de las presidencias pro témpore, con la intención de que los países de la Alianza preparen sus propias Cumbres, sobre todo cuando existen cambios de gobierno en varios de los países, “de ahí la importancia de que en esta ocasión el presidente Enrique Peña Nieto haya invitado al licenciado Andrés Manuel López Obrador a participar”.

Puntualizó que México recibirá la presidencia Pro témpore en Puerto Vallarta de parte de Colombia que la ejerce actualmente, y se entregará dos días después a Perú, por lo que sólo tendrá dicho cargo dos días formalmente.

“Lo que importa es que Perú asuma ese control y ese liderazgo al final de la cumbre en Puerto Vallarta y que pueda organizar el trabajo tanto de los distintos grupos de trabajo que ya tiene la Alianza, como también de los otros componentes del sector privado, el de los legisladores, y sobre todo una mayor participación también que esperamos de la sociedad civil”, destacó.

El embajador dejó en claro que la Alianza es un proyecto que ha evitado la politización, y por lo mismo no tiene previsto tocar los temas Venezuela y Nicaragua, “esos los hemos abordado en el marco de la OEA, en el marco del Grupo de Lima, o de grupos ad hoc que se han conformado”.

Finalmente, refirió que la relevancia de esta V Cumbre de la Alianza, es que se da en un momento en que algunos países ponen en duda las ventajas del libre comercio o la fortaleza del sistema multilateral.

“Con mayor razón, es importante que la alianza apueste por esa vía, que lo haga de manera conjunta con el Mercosur, con la Unión Europea, con quienes creemos que los problemas globales requieren de soluciones a través de la cooperación entre distintas naciones”.

Leave A Reply