Combaten drogadicción en unidades deportivas

0

Los Ayuntamientos de la metrópoli trabajan en la rehabilitación de espacios deportivos

Guadalajara, Jal. (El Informador).- Las riñas, los asaltos, el pandillerismo, el consumo y la venta de sustancias psicoactivas y alcohol. Las instalaciones en mal estado y la falta de alumbrado son una constante en las unidades deportivas de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Aunque en Guadalajara no hay un diagnóstico sobre las unidades con alto índice delictivo, el alcalde Enrique Alfaro señaló que para combatir la inseguridad se ha reforzado la estrategia con 150 guardias privados en siete jardines y 13 unidades deportivas (de un total de 80). “En este año se extenderán a todas las unidades”, promete.

En cambio, Zapopan cuenta con un diagnóstico elaborado al inicio de la administración de Pablo Lemus sobre la situación que guardan las 89 unidades deportivas en el municipio. “En la mayoría de las unidades tenemos inseguridad y mucha gente no las utiliza para lo que son”, admite el titular de Unidades deportivas, Mauricio Figueroa.

Para inhibir la venta y consumo de drogas en estos espacios, el Ayuntamiento ha implementado redadas e inspecciones aleatorias con la Policía, mientras que ha puesto en marcha actividades y escuelas de deportes, y programas para adultos mayores. “Tratamos de que se llenen; cuando los vagos ven gente o familias buscan otros lugares”.

En Tlaquepaque tienen 62 espacios deportivos, de los cuales nueve registran mayor incidencia delictiva: El Sauz, Parques de Santa María, Parque Cerro del Cuatro, San Martín de las Flores de Arriba, Misión Magnolias, Silva Romero, Salvador Portillo, Las Juntitas y Parques Colón, pero no se concretó una entrevista sobre la estrategia para erradicar el pandillerismo y otros delitos.

En tanto, Tlajomulco reporta 21 unidades deportivas y dos parques lineales, aunque Octavio Vidrio Martínez, coordinador de Servicios públicos, destaca que son tres las unidades con altos índices delictivos: Lomas del Sur, San Sebastián y San Agustín. En estos espacios los principales problemas son el consumo de alcohol, drogas y riñas, “se juntan alrededor de 80 jóvenes delincuentes… el alcalde Alberto Uribe ya tomó cartas en el asunto y seguridad pública está ahí”.

Para reforzar la seguridad, el municipio contrató una empresa de seguridad privada para que cada unidad cuente con al menos un elemento. La otra apuesta ha sido el involucramiento de los vecinos en el mantenimiento de las unidades y el funcionamiento del alumbrado público, “todas las unidades cuentan con alumbrado, excepto una que ya tiene 700 mil pesos autorizados para ejecutarse en un par de meses”.

Augusto Chacón, de Jalisco Cómo Vamos, adelanta que en la encuesta que presentarán en 15 días se advierte que bajó considerablemente la percepción de los ciudadanos que consideran que sus unidades están en buen estado, mientras se duplicó la cifra de encuestados que dijo no tener acceso a espacios deportivos en sus colonias.

Leave A Reply