CONTEXTOS: César Abarca, de los bebederos escolares a los “aguamáticos”

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Esta semana en curso, la oficina de pagos del Seapal en Ixtapa lucía repleta de usuarios. Eran solicitantes que acudían con carpetas bajo el brazo en donde reúnen ciertos requisitos para lograr anotarse en el listado de ciudadanos con derechos a garrafones de agua. Puro cliente de los “aguamáticos”.

Quién sabe si por el limitado espacio de la oficina de dicha demarcación pero al acudir a realizar el respectivo pago por el servicio proveído nos causó un asombro que casi nos lleva a dar marcha atrás y posponer el pago. Pero en “la cola” de pagos solo había un usuario y en cuestión se efectuó el pago. Todos los demás eran familias ixtapenses que iban, ya sea para solicitar información o para exhibir los requisitos e inscribirse en la lista de beneficiarios del programa denominado “aguamático”

Eso de “los aguamáticos” le ha hecho acreedor al director de la paraestatal, César Abarca Gutiérrez agrios comentarios, otras veces sonoras críticas y muchos más cuestionamientos. Lo entendemos así, como reacciones enmarcadas en un escenario político cuyo director del Seapal es colocado como un actor de primer reparto cuyos hechos y acciones influyen en el ánimo del teatro de la comedia, de la asistencia, del ciudadano.

Si por el lado del Movimiento Ciudadano dos personajes, el ex alcalde Ramón Guerrero Martínez y el actual primer edil, Arturo Dávalos Peña jalan los reflectores, del lado del Partido Revolucionario Institucional se impone la figura de César Abarca. Casi nadie disiente de la percepción de ser el mejor colocado de todos los que aspiran a abanderar al PRI en la elección del verano del 2018. El director del Tecnológico de Vallarta, Roberto González Gutiérrez está apuntado pero ha enviado mensajes de renunciar y refugiarse en la docencia.

Al frente del Seapal, César Abarca se ha consolidado a tal punto que nadie en el tricolor le hace sombra. Dos programas le han sido de plataforma para estar ahora en los cuernos de la luna, los Bebedores Escolares y los dispensarios de agua en garrafón, los “aguamáticos”. De hecho, en un documento informativo emitido por la oficina de prensa del Seapal se indica que los expendios de agua en garrafón “dan continuidad al proyecto de los Bebederos Escolares”, pues en ambos casos se facilita el acceso al agua potable de calidad a toda la población, particularmente a las familias de escasos recursos económicos. De acuerdo al Seapal, en los dos casos, se trata de programas que traen consigo beneficios a la salud a las familias en situación vulnerable.

Este lunes que acudimos a la oficina del Seapal en Ixtapa, nos comentó un solicitante del agua en garrafón que se les estaba requiriendo a cumplir determinados requisitos. La información oficial de la paraestatal indica que solamente se les exige cumplir con estudio socio-económico para anotarse en la lista de beneficiarios. Cada familia acreditada tendrá luego derecho a las bondades del programa, cinco garrafones a la semana con agua en condiciones de calidad para el consumo humano. Con su garrafón en mano y la respectiva ficha, los beneficiarios deberán acudir a los “aguamáticos” cuyos modernos dispensadores automáticos ya están disponibles en las colonias, Lázaro Cárdenas, donde está la oficina matriz del Seapal, Villa de Guadalupe, Magisterio, Buenos Aires, Ramblases, Lomas del Coapinole y en la agencia municipal Las Mojoneras.

Hay un dato citado por el Seapal que sin retardo ha sido puesto a discusión por los críticos del programa. Que han levantado un estudio o sondeo de donde se obtuvo que cada familia gasta 100 pesos semanales en el consumo del agua en garrafón. De dichos números se concluye que en un bimestre el gasto asciende a los 800 pesos en cada hogar. Esos 800 pesos bien puede ser el equivalente al pago por el consumo de energía eléctrica y del agua. En otras palabras, de ese tamaño es el ahorro de las familias que se inscriban en el programa de los “aguamáticos”.

Sin duda, los programas citados arriba desplegados a lo largo y ancho del municipio por el Seapal, el organismo bajo la batuta de César Abarca le reditúan a éste dividendos políticos. La imagen personal de Abarca se ha fortalecido. Sí, se ayuda en el manejo de recursos del Seapal pero aun dicho beneficio e ineludible en función y en proporción de la responsabilidad en la paraestatal. No es distinto el propósito y el beneficio a los programas sociales implementados desde otras dependencias públicas, desde el gobierno municipal por dar ese ejemplo. Y también es cierto, a uno y al otro se le cuestiona y se le reclama los usos y dispendios, derroches y manejo de recursos públicos para beneficios privados. A eso es a lo que llamamos críticas y cuestionamientos normales y naturales. Simplemente el funcionario -volvemos a citar al director del Seapal y al alcalde Arturo Dávalos- dispone de un presupuesto, tiene equipo humano y otras herramientas, para difundir actividades que se consideran propias de su quehacer público. Si es insano o perverso, ilegal e inmoral, el gasto de dicho presupuesto, la fórmula de solución será tan simple como quitar de los presupuestos públicos todo el peso asignado al área de difusión. Pero eso no es así de simple y menos sencillo pues al alcalde, al director del Seapal, al gobernador, a otros funcionarios de alta responsabilidad se le obliga por ley difundir actividades públicas. El gasto en medios de comunicación va atado pues a disposiciones impositivas y de ley.

Así las cosas, si es cierto que toda actividad del hombre va aderezada de política no existe fórmula para disociar el servicio público de la política. Tampoco habrá varita mágica para eludir la crítica humana, y más del adversario, a cualquier actividad política cuyo fin último es obtener posicionar la imagen de una empresa –pública o privada- ni de una persona.

El despilfarro, desvío de recursos, abusos o excesos, no están exentos de ser cuestionados y también sancionados o castigados pero que se sepa no son los casos acá. Solo ocurre el uso de las herramientas disponibles y es todo. Cuando se argumente, compruebe y demuestre –que hasta ahorita no-que cierto funcionario incurre en estos supuestos, eso si serán escándalos que pondrán un alto a la carrera política del funcionario en desgracia.

Revolcadero

El dirigente estatal de la ACASPEN, o lo que queda de aquel poderoso pulpo del transporte público en Nayarit, Raúl de los Santos Palomera ya se tomó su tacita de café en el Congreso del Estado. Era su sueño, ser diputado local, y también ser presidente municipal de Bahía Banderas. El primero de sus sueños, ya lo cumplió. El segundo, no está a su alcance. No al menos por el PRI y él lo sabe. De ahí que en otro de sus sueños, está abandonar al tricolor y probar suerte por otro color. Lo malo de lo bueno que le ha ocurrido a Raúl de los Santos es que ahora si tendrá agradecimientos para Héctor Santana, que le ha dado la oportunidad de sentarse en la curul al lado de las vacas sagradas de la política cora. Al “honesto” recordará si alguna vez lee su nombre en letras de oro en el vetusto edificio de la avenida México de Tepic.******* Las familias ya perdieron la cuenta de las veces que sus hogares han sido visitados por los robacasas. Es en la colonia Loma Bonita, al fondo de la unidad deportiva Alfonso Díaz Santos. Ya han reportado a la policía pero simplemente estas se declaran incapaces de contender a los ratas. Sospechaban que eran ladrones de barrio pero ahora ya creen que se trata de ladrones de casas profesionales que tienen en sus casas una minita de oro que con alta frecuencia visitan y saquean todo lo de valor. El fin de semana fue la última “visita” y cuando enteraron a los policías, estos se despidieron dejándoles una recomendación: haga justicia con su propia mano. En palabras llaneras, que si agarran a un robacasas, le den una paliza a los ladrones.****** Rita Paredes Flores se sacó la rifa del tigre pues en sesión extraordinaria del Cabildo en Bahía de Banderas fue llamada a ser regidora síndica. Ocupará la vacante temporal dejada por Mónica Saldaña, que pidió licencia para buscar una candidatura a la diputación local. Se citó pero no compareció a la suplente de la hija del finado Oscar Saldaña, Claudia Díaz de Sandi que en su momento dijo adiós al PRI para irse al MC. Esta dama, también busca una diputación, de preferencia de las pluris por el color naranja. Juan Carlos Elizondo a su vez ocupó la regiduría de Rita Paredes, de donde saltó a la sindicatura. Todo se arregló en minutos, 14 regidores de los 10 que habían iniciado la sesión (en realidad, fueron 9 de 10 pues alguien justificó su inasistencia) al cabo de las licencias del güero Arreola y de otros regidores que saltaron al siguiente carril.******* Los maestros sindicalizados de la región Costa Norte habían anunciado que regresaban hoy a las calles. De última hora se supo que cancelaron el paro laboral y una marcha del crucero del Sam’s hasta las oficinas de la DRSE para entregar un pliego de peticiones para hacerse escuchar y se hagan reconsideraciones a la nueva regionalización. El malestar principal es el cambio de región de los maestros de los planteles de Tomatlán que de Puerto Vallarta los mandarán a La Huerta. A los maestros les gusta venir a Puerto Vallarta a arreglar sus trámites administrativos en la oficina donde ahorita despacha la hija de Gustavo González Villaseñor. Les aburre ir a La Huerta.

 

Leave A Reply