Dávalos y la suma de más cuadros priistas al capital naranja

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Celina Lomelí Ramírez

De la montaña de nuevos nombramientos de funcionarios municipales, nivel “mandos intermedios”, nos atraen la atención algunos por su pasado inmediato priista que han dado un paso y se visten de naranjas.

Ya se hizo público semanas atrás que la regidora por el Partido Revolucionario Institucional hasta hace diez días, Paula Celina Lomelí Ramírez, ya forma parte de las filas del MC. Ella ha sido invitada al equipo del ingeniero Arturo Dávalos Peña para asumir la subdirección de Educación Municipal.

El caso de Celina Lomelí, su regiduría por el tricolor es más circunstancial, de beneficios mutuos del momento. Que se diga priista, la dama no lo ha sido. Es la esposa del ejecutivo de una radiodifusora local, Paco Pérez, con quien los dueños del PRI procuraron granjearse su apoyo con el ofrecimiento de su regiduría. Paco Pérez no se ha apartado de su posición de directivo de una empresa y lo suyo ha sido dar resultados a su empresa. Eso lo ha acercado con políticos de todos los partidos, de ahí que no se le puede reclamar deslealtad al tricolor, ni suya ni de su esposa.

Pero sí más de algún priista se sintió indignado por el caso de Celina Lomelí, hallamos razonables los disgustos provocados por una decisión igual de Rocío Cerón Fregoso.  Ella se formó desde abajo en el activismo del PRI. Ocupó cargos menores en las administraciones priistas del 2003 al 2012, siempre de la mano del cacique de los locutores, el ex alcalde Gustavo González Villaseñor. Con César Abarca Gutiérrez en la dirección general del Seapal, ella se desempeñó como jefa del departamento de Atención a Usuarios. Cuando Andrés González Palomera pidió licencia para relevar a Abarca al frente del Seapal, Rocío Cerón tomó protesta como regidora. En ese periodo, de febrero a septiembre, fue cortejada y convencida por los naranjas.

Rocío Cerón Fregoso

A diferencia de Celina Lomelí, a Rocío Cerón sí se la consideró cuadro hecho y comprometido con las causas del tricolor. De ahí que su nombramiento de jefe de coordinadores de la Zona Norte se sintió en la clase priista.

El gobernador electo, Enrique Alfaro Ramírez, el franquiciatario y el gurú del Movimiento Ciudadano en la entidad, difundió el fin de semana un video corto en donde anuncia y da la bienvenida al ex dirigente estatal del PRI y diputado local electo, Carlos Pizano Ramos.

Pizano es el último reclutamiento priista ejecutado por el MC en Jalisco. Alfaro, como Arturo Dávalos y sus operadores en Puerto Vallarta, se muestran insaciables en su inacabable tarea de devorar a los contrarios y consolidar su fuerza política.

Este martes nos ocupamos de darle una revisadita al equipo de trabajo que rodea al director Rodolfo Domínguez Monroy en la Dirección de Desarrollo Social. El exdelegado municipal de Ixtapa, David de la Rosa Flores es el subdirector. César Magaña Ayvar estará al frente de Participación Ciudadana. Éste último, de la coordinación en el Sector 15, donde se localiza la colonia La Floresta, Rancho Alegre, Loma Bonita y los fraccionamientos Hipódromo y Lisboa, recibió la invitación de ser coordinador de Participación Ciudadano allá a finales de febrero pasado, cuando la licencia de Dávalos provocó ajustes y reajustes en la estructura de gobierno.

Rodolfo Domínguez Monroy

Un primo de los Domínguez Monroy, por el linaje maternal, estará a cargo de Programas Sociales, y María de la Luz Dávalos, va a jefaturar a los coordinadores en la zona sur. A la ex regidora, Edelmira Orizaga se le consideró para ocupar una de las áreas pero no apareció. Debió parecerle poca cosa y esperar un mejor ofrecimiento.

Bien, quien conozca a Los Monroy de Compostela no tendrá dudas de asociarlos con el PRI. De esta familia es el ingeniero de Sonido Monroy, que aparecerá en la “administración” de los Programas Sociales. En esta misma área estará trabajando el ixtapense, Luis Enrique Rico. Quien conozca a Luis Rico, sabe también de su pasado priista. Marilú Dávalos ha sido torpedeada insistentemente y en ese fuego amigo naranja, es tachada de “priista”.

Podemos citar al ex presidente del ejido Ixtapa, Zeferino Ramírez Colmenares como otro cuadro priista reclutado por los operadores del MC. Él es regidor suplente y por ahí aparecerá en un cargo de medio nivel.

Se escuchan algunos rumores respecto a la invitación y coqueteos con Jéssica Yerena, dama a la que no le desagrada ir más allá de la invitación.

Si no todos, la inmensa mayoría de los nombres dados líneas arriba fueron promotores del PRI. No es necesario entrar en detalles.

En otras áreas de la administración pública se observan nombres de personajes asociados al PRI, al PAN y al menos a un tercer partido político. Todo ello es prueba fehaciente de haber cimientos de la construcción de una base social pluripolítica que explica el irreclamable triunfo electoral de Dávalos en julio pasado.

Arturo Dávalos Peña

El proyecto naranja no acaba con ganar la gubernatura ni lograr hilar dos triunfos en la presidencia municipal. Atrás de Arturo Dávalos se abren paso las aspiraciones de otros perfiles asociados a él. Ya hemos oreado en este espacio los nombres de Víctor Bernal Vargas, de Diego Franco, y más reciente añadimos el apodo de “el chino” Juan José Velázquez. El alcalde interino hasta hace dos semanas, Rodolfo Domínguez Monroy también persigue su sueño de ser presidente constitucional, “alcalde de tres años”.

El reto de cualquier alcalde, de un grupo político es construir alianzas con la sociedad pero también con otras fuerzas políticopartidistas y juntos cogobernar la ciudad. El requisito de toda alianza es anteponer a cualquier interés personal o de grupo, los intereses comunes.

Lo que sucede pues, es la competencia eterna de un partido político contra los otros. Estamos frente a la competencia electoral del 2021 y todos se acomodan para llegar en óptimas condiciones e imponerse a los demás. La suma de cuadros priistas al MC fortalecen el capital naranja. La sola permanencia en el gobierno estatal y municipal les permite sacar ventaja a sus adversarios. Indigno o no, al fin y al cabo es apenas una treta, de la que ni siquiera el novato Morena se puede sustraer. Ahí andan los activistas morenos casa por casa ofreciendo becas, mucho apoyo social, a niños, a adultos mayores, a estudiantes, toman nota y alistan sus censos. Son censos y listas de beneficiarios, un primer bosquejo de una potencial lista clientelar, de votos en la elección intermediaria. En su momento y donde gobernaron, lo mismo ha hecho el PAN, el PRD, todos los demás partidos políticos.

Revolcadero

María Inés Díaz Romero

Hace poco más de un mes nos enteramos que María Inés Díaz Romero les advirtió a todos que ni de tonta estaba pensando en renunciar a su chamba en una agencia de automóviles nuevos. Que ahí le va muy bien. El comentario aquella vez incluyó la duda de que la esposa del ex secretario particular de Ramón “el mochilas” Guerrero cumpliera su palabra. Ya van para dos semanas y el cheque quincenal está listo para cobrar pero la dama ni siquiera ha ido a presentarse con el personal que le asiste en la regiduría. Está decidido, la recomendada del “mochilas” no trabajará. Ésta sí que es una auténtica “juanita”, la “juanita del mochilas”. Está asesorada. Sabe que nadie la puede obligar asistir todos los días a ocupar su oficina. La única obligación es gritar presente en los plenos del Ayuntamiento y presentar por ahí alguna iniciativa. ¿Es una sinvergüenzada? Lo es, sin duda. Ojalá y sea el último de los muchos abusos atribuidos a “el mochilas” en su paso por Puerto Vallarta. Y todavía se pregunta por qué los vallartenses no le dieron el voto.******Vaya, son repetidas las veces que usuarios del Seapal nos reportan la ausencia de Susana “Sussy” Ortega de la oficina de Ixtapa. Cuando la dama se pierde, ni a sus jefes superiores les contesta el teléfono. El abandono del trabajo es en pleno día. Los ixtapenses extrañan a Víctor García. están molestos por la desatención del personal que despacha en la oficina. Son tan absurdas las órdenes que hace dos semanas, un usuario nos llamó para quejarse de haber sido “secuestrado” en dichas oficinas. Que cuando hacia su pago en ventanilla, llegó un camión de custodia de valores y se cerró la puerta, nadie entraba ni salía. ****** ¿Alguien conoce y sabe del doctor Alejandro Rosales Medina?  Que tiene plaza en el IMSS pero que desde marzo pasado tiene incapacidad médica. Por ahí trae un escandalito, un lío en un juzgado civil. Su abogado y asesor es un tal César Fregoso del que nos dicen presume ser un intocable y que lo es gracias negras relaciones. ¿Será cierto?

 

Leave A Reply