El efecto Meade en Vallarta y el resto del ajedrez político

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

En cuestión de horas, renunció a la SHCP, se reunió con la elite priista, consiguió las firmas de los tres sectores del PRI y fue aceptado como el virtual candidato a la presidencia de la república. Es José Antonio Meade el mesías no priista tan esperado por el priismo para el inmediato alineamiento de sus candidatos.

Muchos amigos se pasaron el lunes pegados a las pantallas de televisión. Otros con sus orejas pegados al aparato de radio. Es de tanto interés el destape del candidato priista que conocido él, se baja en cascada las identidades de candidatos al gobierno del estado, senadurías, diputaciones y naturalmente, las alcaldías.

Augusto Alcaraz Valencia fue uno de ellos al final del sábado se sintió complacido. Pudo ver en uno de los actos partidistas, el del Sector Campesino, a su “padre adoptivo” político, Don Augusto Gómez Villanueva al frente de los campesinos cenecistas. Ese imperceptivo detalle es una especie de suerte para políticos. No es presunción de nuestro amigo “Tito” Alcaraz, pues a muchos consta del alto aprecio del ex dirigente de la CNC a su persona. Al viejo líder campesino, Gómez Villanueva, lo ven cercano al virtual candidato presidencial priista y acá en Puerto Vallarta lo interpretan como el renacimiento de los bonos de Alcaraz Valencia.

Cuando Meade Kuribreña se fue a reunirse con el Sector Popular, la CNOP lo recibió el jalisciense, Arturo Zamora. Si la política va con la suerte, nada altera el panorama estatal. Zamora sigue firme y es el primero en la lista de sucesión de Aristóteles Sandoval. A la hora que él decida, se viene y lo aceptan y le hacen fiesta los jaliscienses tricolores. Nos dicen que el ex alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández García también tiene buenas relaciones con  Meade. Sin embargo, se antoja remoto que el amigo de Máximo Martínez retome aquel nivel que lo llevó a la alcaldía de la capital en el 2012.

No se sabe de nadie con descendencia afectuosa directa con Meade Kuribreña. Eso mantiene inalterable la escena local. Sin embargo, que nadie pase por alto un dato. Los señores de la CTM fueron los primeros en “destapar” al tapado. Recordemos que en la primera línea de la CTM nacional está colocado don Rafael Yerena Zambrano. A veces estos pequeños detalles otorgan derechos políticos. En una de esas, a Yerena le toca poner al candidato en Puerto Vallarta, lo cual no será nada de raro y ni sería necesario el factor Meade.

Alguien dijo que los priistas son predecibles. Creo fue el tabasqueño López Obrador.  Si no todos, en buena medida los políticos lo son. El elegido suele moverse como el bendecido por la sencilla razón de saber desde mucho antes que los dados se mueven y los peones, sobre todo el rey, trabajan para él. De repente nos acordamos del “Pacto de Tecuala” o el “pacto de la Soledad”. Los amigos, a veces toda una cofradía completa, a otros niveles los notables de un partido político determinado, se reúnen, platican y toman acuerdos en donde todos se comprometen a trabajar para tal o cual proyecto. No es momento de entrar en detalles cuando citamos “el pacto de Tecuala” pero del pacto de allá nacieron dos alcaldes y varios regidores. En aquel encuentro, como en La Soledad (paraje en las inmediaciones de La Desembocada) estaba por cierto uno o dos influyentes del grupo político que gobierna en Puerto Vallarta.

Tan no son predecibles nuestros amigos priistas que todos juegan triple contra sencillo que el futuro candidato será César Abarca Gutiérrez. Hay quienes han lanzado advertencias y sugieren esperar el destape en Guadalajara. Nos han dicho que le toca al futuro candidato al gobierno del estado, meter su mano e imponer al abanderado local. Puede y pudiera ser pero en este momento no se aprecian condiciones para mover el timón a contrasentido de las corrientes. Nosotros acá creemos que proyectos como el del director del Tecnológico de Puerto Vallarta, Roberto González renunciaron a la búsqueda de la candidatura.

Hay aspirantes de broma y risa, como Eliseo Aréchiga, pues él mismo sabe sus alcances y su capital no le alcanza ni para ser regidor. Sin embargo, el hecho de ser un títere y monita de los hermanos González Reséndiz quizá le permita alcanzar un espacio en la planilla.

Cuando sostenemos que en el PRI no hay condiciones para experimentar inventar candidatos apelamos a escenarios claramente inclinados a favor de cierto candidato o color de partido. No creemos sea un dejo de soberbia y arrogancia la de Enrique Alfaro al pronunciarse este mismo lunes ir sin el “Frente” en la búsqueda de la gubernatura. En realidad, Alfaro ni el MC necesita los votos del PRD para ganar la elección. Históricamente el PRD suele computar porcentajes que no superan ni el cinco por ciento. El porcentaje del Partido Acción es importante pero Alfaro ha hecho compromisos individuales o de grupo con los panistas y éstos, sin alianza de partidos, ya trabajan para Alfaro. Con una ventaja muy superior al diez por ciento, que a veces supera los diez puntos porcentuales, Alfaro asume un papel de sobrado y toma sus decisiones previo chequeo con las matemáticas.

Los escenarios locales son pues muy predecibles hoy en día. Los números apuntalan a un Arturo Dávalos Peña y al MC le queda darle trámite a la candidatura de su reelección. Lo impredecible será que la decisión favorezca a cualquier otro aspirante naranja, sobre todo a Ramón Guerrero Martínez. Al momento de cumplirse el vaticinio más repetido -la candidatura de Dávalos- también vienen candidaturas cantadas. A menos que abandonen al partido, las diputaciones se cubrirán con enroques de los actuales legisladores.

Ya investido Dávalos, vienen candidaturas en escenario también predecible y ahí solo influye el factor Dávalos. No deberá haber cuestionamientos a decisiones como las de borrar de la futura planilla a quienes le jugaron rudo al alcalde, lo traicionaron pues, en momentos decisivos. No es ninguna puntada personal colocar en la lista “antidavalistas” a Bellani Fong, Susana Rodríguez, Homero Maldonado y Gilberto Lorenzo. Abiertamente decidieron apoyar otro proyecto opuesto a Dávalos y si algo y a alguien reclaman en su momento, sería a Luis Munguía y a Ramón Guerrero. Con ellos se la juegan y con ellos está su futuro inmediato en Puerto Vallarta. Claro, les queda la opción de enrolarse en la campaña de Alfaro y si gana la gubernatura, tendrían cupo en alguna dependencia estatal.

Entonces, en el PRI cabe la tradición de esperar se corra la bufalada a los estados y de allá a los municipios. En el PAN, los estatutos dicen que se la juegan en una convención y en el caso del famoso “frente”, no este factor va alterar el escenario previsto. Es más, a contados panistas les interesan las candidaturas al gobierno estatal y en Puerto Vallarta, también parecieran renunciar a cualquier posibilidad de ganar. ¿Por qué? Pues porque ya saben que no tienen ninguna posibilidad de ganar y prefieren hacer alianzas ex partido con los naranjas.

Y solo por repetir, si Alfaro ya decidió competir sin “frente”, al que no ocupa, acaso solo queda esperar acá la ratificación de Dávalos y el consecuente anuncio de perfilar sus futuros candidatos a regidor. Ya decíamos que hasta eso es predecible, al menos la lista de quienes pueden no repetir candidatura.

Revolcadero

Por cierto, y a riesgo de enfadar a nuestros tres lectores, la decisión de Gustavo Fong Patiño de enlistarse para competir por la diputación local, es algo así como “plan b” o candidato sustituto, en caso de que Ramón Guerrero o Luis Munguía rechacen el ofrecimiento de enrocar la diputación. Que por la misma razón estaría en posición de aparecer en una semana y en la  misma lista, pero apuntando a la diputación federal, el actual secretario general del ayuntamiento, Víctor Manuel Bernal Vargas. Sin embargo, también se reclama y tal parece que les han hecho caos, reservar una diputación plurinominal para los naranjas vallartenses. Como nos dicen que Ramón Guerrero pide las perlas de la virgen para dejar el camino libre a Dávalos, pues también estará en la canasta de las negociaciones ese espacio. Pero nos afirman que el grupo de Dávalos planteó: “si Munguía y Guerrero intercambian de carril, la plurinominal debe ser para nosotros”. Pero que es aquí cuando ocurre un desgreñadero. ¿Y eso qué?  Que aparecen en las disputas de candidaturas el viejerío naranja y se apuntan damas enmochiladas y damas leales al davalismo. No pedimos pero nos dieron varios nombres: Lupita Guerrero Carvajal, Magaly Fregoso, Leticia Baca, Susana Rodríguez… Lo dejamos en puntos suspensivos. ****** Con la novedad que los de Morena, partido ni pre candidato. Nomás no logran pintar en Puerto Vallarta. Como que a cuentagotas nos dan ciertas cifras de una encuesta levantada por una firma reconocida a nivel nacional y nos han llamado la atención dos datos. Uno, tiene que ver precisamente con  Morena. Morena no preocupa pues aunque no tiene candidato, nada indica que amenaza al status quo de la política vallartense. A duras penas alcanzaría los dos dígitos en los conteos de votos. El segundo dato colocaría en la pelea a César Abarca Gutiérrez, el aspirante mejor trabajado en el PRI. Es un escenario todavía no descartado. Si el Movimiento Ciudadano postula a Ramón Guerrero, César Abarca aparece en un empate. Y tomando en cuenta los negativos de uno o del otro, el análisis de los números que arroja la encuesta daría ligera ventaja a César Abarca.****** “Tienen bloqueado todo el rancho. Que rodearon a un pez gordo” nos contó el jueves de la semana pasada un amigo. Nos hablaba de Mayto. Nuestro amigo, un profesionista se regresó a Puerto Vallarta. Para ese día ya eran varias semanas que los marinos mantienen presencia en las localidades de la parte serrana de Cabo Corrientes. “Están golpeando mucho en los ranchos de pescadores”. Lo dijo literal, que los marinos se muestran implacables con los lugareños, pescadores o agricultores. Como no ha habido información oficial, pues nadie sabe si hay detenidos, aunque en aquellas comunidades todos sostienen que hay detenidos y varios. Tampoco se sabe si víctimas han presentado quejas contra los marinos. Pero sí, se habla el apodo de un supuesto jefe mafioso en esa zona ya en manos de la ley pero tampoco lo han presentado.

 

Leave A Reply