La corrupción que salpica a Morena en Nayarit y Vallarta

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz /

Miércoles 18 de abril: “La mafia del poder se adueña de Morena en Nayarit”, advirtió Mayté Camarena. Era titular de las Finanzas del partido en la entidad y renunció.

Miércoles 30 de mayo: “Morena se llenó de ex funcionarios priistas que han recibido dinero del ex gobernador Roberto Sandoval”, confirmó Alfredo González, coordinador de campaña de la ex reina de belleza y candidata a diputada federal, Geraldine Ponce.

Domingo 10 de junio: la revista Proceso publica un reportaje titulado “Infiltran candidaturas de Morena en Nayarit”. Se señala al ex gobernador Sandoval Castañeda y al ex fiscal, Edgar Veytia Cambero -detenido el año pasado en Estados Unidos-, de financiar la campaña del 2017 de Miguel Ángel Navarro Quintero al gobierno del estado.

Lunes 11, acá en Puerto Vallarta, el ex regidor, Santiago Gallegos de Santiago publica: A todos mis amigos les informo que aproximadamente desde hace un mes presenté mi renuncia de manera irrevocable a MORENA. Los motivos, más de lo mismo, la corrupción y la dedocracia; nos impusieron a una candidata violentando la convocatoria y dañando a las compañeras y compañeros que querían participar para su servidor la dignidad es primero. No daré a ningún candidato de este partido, y junto con el equipo se buscará el voto útil”.

Algo malo ocurre dentro del Movimiento de Regeneración Nacional. El partido de Andrés Manuel López Obrador registró un explosivo crecimiento y sus fundadores acusan de haber lo más maloliente, corruptos y ladrones de los otros partidos.

El ejemplo de Nayarit debería preocupar al tabasqueño dueño de Morena. Los candidatos a las diputaciones federales y los dos candidatos al senado se formaron en el Partido Revolucionario Institucional. Lo grave no es que sean ex priistas. Lo preocupante es que tienen vínculos con el ex gobernador Roberto Sandoval y con Edgar Veytia, “el diablo”.

La maestra Cora Cecilia Pineda Alonso inició su carrera política de la mano de Elba Esther Gordillo y con Roberto Sandoval fue la número dos en el gobierno municipal y luego fue presidenta municipal interina. En el gobierno del estado, fue secretaria de Desarrollo Social. La clase política en Nayarit sabe que bajo el auspicio de Sandoval es la candidata a senadora en primera fórmula, por arriba de Miguel Ángel Navarro.

Navarro Quintero dos veces candidato a gobernador, la primera vez por una coalición encabezada por el Partido de la Revolución Democrática y la segunda, el año pasado, ya por las siglas de Morena. Su nombre sonó fuerte el pasado jueves 7 de este mes de junio. Una abogada de nombre Susana Aracely Rodríguez Beltrán acudió a la Fiscalía de Nayarit a presentar una denuncia. Acusó a Edgar Veytia Cambero de delitos de secuestro, intimidación, abuso de autoridad, tortura, extorsión y amenazas.

De acuerdo a lo narrado por la abogada, a principios del año pasado, Edgar Veytia la obligó a ser enlace con Navarro Quintero para financiar con un millón y recursos materiales la campaña del candidato de Morena a gobernador por Morena, PT y PES. Cuando entabló contacto con Navarro Quintero, éste le presumía ser amigo de motejado “el diablo”. Cuando arrestaron en San Diego a Veytia, recordó que Navarro Quintero le habló para refrendarle el aprecio al fiscal en desgracia y le dijera seguía siendo amigo. La entrega sería en efectivo y en una casa de campaña y una tercera vez en la casa del político de Morena. La información se concentró en una memoria USB. Contiene información diversa, domicilios y hasta fotografías de eventos de campaña.

“Es falso, es infundio de campaña” adujo Navarro en descargo a su favor.

El reportaje que publica en la edición de esta semanal es de Patricia Dávila, la misma periodista que en diciembre de 2013 publicó el reportaje “el fiscal sicario”.

“En Nayarit, la mafia del poder se pasó a Morena” se subraya en el primer párrafo.

Buena parte del contenido se atribuye a la entrevistada, Mayté Camarena, quien renunció a la Secretaría de Finanzas del partido en la entidad y de inmediato se declaró simpatizante de los candidatos del PRI al senado, Manuel Narváez y Jazmín Bugarín. Camarena y Alfredo González señalan a Veytia y al Sandoval como quienes están atrás de los candidatos a senador, Navarro y Cora Cecilia. Como fecha clave, se indica que el 10 de noviembre del año pasado, en La Yesca, López Obrador llamó al dirigente estatal en ese entonces, Daniel Carrillo Arce, a Navarro Quintero y a otros, para regañarlos y ordenarles dejarse de grillas. Les avisó que Navarro Quintero sería candidato al senado y se pusieran a trabajar.

Entre aquel cónclave de la sierra y el último día de marzo, aparecería el nombre de Cora Cecilia Pineda Alonso que desplazó a Navarro Quintero de la primera fórmula. En aquellos tiempos, Daniel Carrillo, Navarro Quintero y Pavel Jarero tenían pleito casado. Los dos últimos recurrieron a la justicia alegando que les habían “clonado” sus cuentas en facebook.

La “tesorera” de Morena, se decía decepcionada de Morena, que en Nayarit está en manos de políticos corruptos y chapulines. No solo eso. Morena postuló a puro cartucho quemado y de cuestionada reputación pública. Todos fueron nominados por “dedazo”. No hubo consulta interna ni encuestas. “Los de la mafia del poder dirigen ahora a Morena. El partido ha quedado a merced de los ladrones que solo buscan el poder para llenarse los bolsillos de dinero”.

El manchón de la corrupción que arrastra la principal figura de Morena en Nayarit, Navarro Quintero se evidenció cuando al salir libre un día después del encarcelamiento de Hugo Villagrán Bernal, ex delegado de la Conagua en Nayarit, se difundieron imágenes en donde aparece a su lado Navarro Quintero y sus abogados, todos del equipo del candidato a senador.

“Queda al descubierto la conspiración entre Navarro y Sandoval para adquirir impunidad a través de Morena” publicaría el periódico Realidades el domingo 11 de marzo, párrafo tomado por Proceso.

Villagrán Bernal pudo salir bien librado porque el juez no quiso otorgar la prisión preventiva pese a ser oficiosa al haber el agravante de extorsión violenta por el uso de un arma de fuego. La víctima fue Sergio Rangel, alcalde de Huajicori, el municipio más norteño de Nayarit, colindante con Sinaloa y Durango. La vivencia narrada por Rangel Cervantes es dramática. Fueron horas, días y noches, retenido y detenido en manos de Veytia. “El fiscal zeta” exigía su “moche” por una inversión federal en aquel municipio serrano. El ex gobernador, Roberto Sandoval a través de Edgar Veytia mantiene un férreo control en el poder judicial.

Sandoval y Veytia, desde la elección del 2017 para gobernador, alcaldes y diputados locales financiaron a candidatos de Morena, el principal fue Navarro Quintero. Varios de los priistas que el año pasado fueron financiados por Veytia se fueron a Morena. Uno de ellos es Héctor Santana quien perdió frente al actual alcalde, Jaime Cuevas Tello en el vecino Bahía de Banderas.

El sábado, Santana publicó “claro que sigo siendo Héctor Santana y claro que les vamos a ganar!!!”. Una dama le escribió “pero ya no eres priista”. Su respuesta fue directa: “Más que un partido me defino por mis valores y mis convicciones. Pero definitivamente yo no apoyo a traicioneros”. “Tomé la decisión de no apoyar a los candidatos del PRI”, aclaró enseguida cualquier duda.

Héctor Santana trae una cuestión personal con José Gómez, el ex alcalde y ahora candidato del PRI a la diputación federal. Perdió la elección por la alcaldía en Bahía de Banderas un poco por la traición de la que se queja y otro poco por caer preso Veytia en San Diego, justo al arranque de las campañas 2017.

Brinquemos al río Ameca. Ya consignamos el escrito de Héctor Gallegos. Es cierto. Como a muchos otros, fue a Morena creyendo en la democracia tan pregonada. Le prometieron que, con trabajo, sería el abanderado. Le juraron que se levantaría una encuesta, sondeos, consultas, auscultaciones. Afilió a miles de simpatizantes. Impusieron a Laurel Carrillo. Exigió explicaciones. Nadie lo quiso escuchar. Pidió realizar una verdadera encuesta. Lo tacharon de loco. Acusó de lo mismo que en Nayarit, la corrupción de Morena. Ayer le dio el adiós definitivo. Invocará el voto útil.

Revolcadero

La información que de Bahía de Banderas fluye a Puerto Vallarta, también los amigos del otro lado del río Ameca, todos coinciden en lo mismo: José Gómez Pérez del PRI va a perder la elección. La otra unanimidad es que el contador Héctor Paniagua será el triunfador. En la recta final, se cayó la abanderada de Morena, una dama de la que nuestra memoria no ha podido guardar su nombre. Sería esta dama la que de algo le pelea a Paniagua Salazar. “El cheché” Gómez ya se quedó rezagado. En realidad, nunca hubo las condiciones necesarias que permitiera hacer pensar a Gómez que ganaría la elección en el distrito III de Nayarit. La marca, el partido, tiene muy mala imagen. También el candidato es malito. De él nos acordamos cuando en un restaurante, un amigo común se ofreció presentarlo al autor. “No, no, no. Así déjalo”. De eso ya pasaron unos seis años. “Como ve, quiere ser candidato en Bahía”, dijo un tercer amigo. Fue candidato y alcalde. Pero es de esos personajes de los que no se envidia entablar ni siquiera una charla. Eso sí, con algo de presupuesto público le sobraron amigos, muchos periodistas. Ahora, esos amigos, todos los periodistas, lo dejaron solo. Lo abandonaron.****** Pareciera sorpresa pero en honor a la verdad no lo es. Eva Contreras Sandoval está de regreso a la política. Fue candidata a la alcaldía por el Partido Acción Nacional en el ya lejano julio del 2002 y regidora desde el primer día de enero del 2003 hasta el último día de diciembre del 2005. Luego fue senadora de la república por unos tres años, cuando Alberto Cárdenas Jiménez pidió licencia para irse a la Sagarpa. Cada tres años suele aparecerse en las campañas. Pero no trabaja los dos meses de campaña para el PAN. Solo unos días. Vaya, ni siquiera se puso la camiseta de Margarita Zavala de Calderón. Eva y Fernando González Corona no quisieron jalar del todo con el Bebeto Cárdenas el que también se sintió liberado cuando la doña de Calderón abandonó la contienda presidencial. Cárdenas ya se declaró por Anaya y Eva también se puso la camisola de Anaya. Lo primero fue convocar a un dizque frente panista por Saúl López Orozco, el abanderado a la alcaldía. Si Eva, el Bebeto, la comadre y el perico, se ponen a trabajar, en una de esas y empujan a López Orozco hasta rebasar al priista, Roberto González. Eso no sería la gran hazaña. Que se pongan de meta alcanzar a Laurel Carrillo. Con ella Eva competía hasta por ganar las páginas rosas a color de los periódicos.****** Que este miércoles se van a debatir los candidatos la diputación local. El anfitrión será el Centro Universitario de la Costa de la UdeG. Ya confirmaron la asistencia Manuel Galindo Nolasco, del PVEM y la independiente, Gabriela Velasco González. La desconocida, Cecilia Bañuelos Rubio del Partido Nueva Alianza, ya dijo que si asiste. La maestra y abanderada del Partido Revolucionario Institucional, Violeta Becerra Osoria está más que puesta. Y por supuesto que tienen un tache, el moreno Bruno Blancas, y el naranja, Luis Munguía. Están equivocados si esta pareja se creen ya ganadores y rehúyen a cotejar y dar conocer sus propuestas. Otro que anda mal asesorado es el independiente, Manuel Palomera Uribe.

 

Leave A Reply