Las sorpresas de la elección y el efecto López Obrador en Vallarta

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz /

Con tardía apertura de casillas y notable desdén de funcionarios de casilla, la jornada electoral cumplió con los vaticinios: el MC se quedó con alcaldía y gubernatura con holgados triunfos de Arturo Dávalos y Enrique Alfaro, y la presidencia de la república es para Andrés Manuel López Obrador de Morena.

El mayor de los deseos del electorado vallartense se consumó con la estrepitosa derrota de Ramón Guerrero Martínez. Pero en la competencia por la diputación federal ocurrió la sorpresa de la elección; contra todo pronóstico, el triunfador no fue el priista César Abarca Gutiérrez sino la maestra Lorena Jiménez Andrade. La diputación local se inclina en favor del Movimiento Ciudadano.

A finales de mayo en este espacio se exponía que la abanderada de Morena a la diputación federal subía sus porcentajes de aceptación entre el electorado. Sin embargo y hasta el último día de la campaña, la percepción más popular apuntaba que Ramón Guerrero y César Abarca disputarían el triunfo. Sin hacer mucho ruido, la maestra de primaria avecindada en Ixtapa se perfila a la victoria en las urnas dejando atrás a sus contrincantes.

A diferencia de Lorena Jiménez, quien en actos estelares exhibió extraordinario talento parlamentario, muy pocos si no es que nadie daba un cacahuate por Bruno Blancas Mercado. Este señor es el candidato a la diputación local y en conteo preliminar estaba a la par con el candidato del Movimiento Ciudadano, Luis Munguía. Al cabo de la jornada y durante la madrugada del lunes, hubo quien lo declaró ganador. Con el avance del cómputo rápido se adelantó Munguía y parecía imponerse éste al impresentable Bruno Blancas.

De acuerdo a los datos preliminares en su corte 6 minutos antes de las cuatro de la tarde, López Obrador sumaba el 43 por ciento de los votos. Atrás de él, lo cual tampoco es sorpresa, se situó Ricardo Anaya con el 22.52% y en la tercera posición, con el 16.21, el priista José Antonio Meade. Jaime Rodríguez “El Bronco”, alcanzaba a sumar poco más del 45 por ciento.

La jefatura de gobierno de la ciudad de México también fue para Morena. En Veracruz barrió a los Yunes. Aplastó en Chiapas. Con el ex futbolista Cuauhtemoc Blanco al frente, desplazó al PRD en Morelos con el escandaloso 53 por ciento. Pero la cifra record de Morena la marcó en Tabasco en donde también echó del gobierno estatal al PRD borrándolos con el 61.45%.

Guanajuato es la única gubernatura donde el Partido Acción Nacional contuvo en seco el avance de los morenos y prolongará por más de 30 años su hegemonía. En la Puebla de Rafael Moreno Valle, la esposa de éste aventaja al moreno, Miguel Barbosa. En Yucatán, otra entidad de mucho arraigo panista, se impidió el triunfo de los morenos.

Jalisco se cuenta aparte. Al corte de las cuatro de la tarde del PREP, Enrique Alfaro sumaba el 39 % del conteo de votos. Muy lejos, el representante de Morena, Carlos Lomelí ya alcanzaba a rebasar los 23 puntos porcentuales. El panista Miguel Ángel Martínez Espinosa se adjudicó a esa hora el 10.68%, el panista, Miguel Castro Reynoso tenía el 16.69%.

Si por todas las regiones del país Morena descargó un vendaval, en Jalisco ocurrió un idéntico fenómeno pero en favor del Movimiento Ciudadano. El efecto lopezobradorista cubrió el Distrito 05 y el único damnificado fue Ramón Guerrero Martínez. En Puerto Vallarta no pudo la química salvar la barrera de Arturo Dávalos Peña quien pudo sacarle al menos unos quince puntos porcentajes de ventaja.

La irrupción de Morena en este destino turístico desplazó al PRI y al PAN, los dos partidos políticos que en la década de los 90 y la primera década de este milenio, se alternaron en la presidencia municipal. El resultado local advierte que Morena, en alianza con el Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social colocará a cuatro regidores de representación proporcional en el ayuntamiento por instalarse en octubre próximo. Estos serían Laurel carrillo Ventura y el profesor Luis Alberto Michel Rodríguez quien fue varios años un destacado militante del PAN. Gracias a la alianza, el Partido del Trabajo tendrá por primera vez en su historia un regidor en Puerto Vallarta y tal distinción recaerá en Carmina Palacios Ibarra. La alianza Morena-PT-PES registró inicialmente en la tercera posición a Evangelina Rivera Delgado pero debió irse hasta la séptima posición y ceder ese lugar a la petista. El cuarto probable regidor moreno será Cecilio López Fernández, de reconocida trayectoria izquierdista.

De acuerdo a la tendencia que muestra el conteo del PREP, las restantes dos regidurías se las adjudicará, una el PRI y otra el PAN, respectivamente para Roberto González y Saúl López Orozco. El cómputo oficial se conocerá este  miércoles.

Morena implicó un insalvable desafío para el PRI y el PAN en el municipio. Con seis años de trabajo político, el Movimiento Ciudadano fue capaz no solo de resistir los embates morenos sino detenerlos y derrotarlos en la lucha por la gubernatura, todas las alcaldías de la zona metropolitana de Guadalajara y también en Puerto Vallarta. en Jalisco pues, los candidatos de Morena fracasaron. Aunque lograron algunos triunfos como el caso de la maestra vecina de Ixtapa.

En realidad no fue difícil pronosticar que Puerto Vallarta sería ganado por Arturo Dávalos. Al cabo de abrirse las casillas, nueve de ellas con retraso, por toda la zona rural fue posible ver el intenso activismo de los promotores y acarreadores morenos y naranjas. Priistas y panistas se opacaron. En la casilla de El Ranchito, Miguel Becerra se cansó de echar viajes en una camioneta Toyota.

Por razones no conocidas, los promotores del MC en Ixtapa se escondieron y con eso alentaron a fluir el voto que en proporciones jamás previstas por nadie favoreció a López Obrador. También aquí adelantamos una semana atrás que el voto verde se inclinaba por Morena. Pero fue un voto dividido pues el elector influenciado por el fenómeno Amlo se mantuvo fiel a Dávalos. Así se consumó el domingo y para muestra la casilla donde el autor emitió el voto, la 1997 instalada en la primaria Emancipación frente a la plaza de Ixtapa: Gobernador, 153 votos para Morena por 7 de Alfaro; alcalde, 127 votos del MC y 124 sufragios para Morena. El mismo comportamiento arrojaron los conteos en todas las secciones de Ixtapa. Dávalos salió al MC. Enrique Alfaro fue avasallado por los votos de Carlos Lomelí “al diez por uno”.

Salvo el MC, todos los partidos fueron borrados por Morena. El PRI perdió por primera vez las casillas de La Juntas y por partida doble pues fue enviado a la tercera posición, después del MC y Morena.

Dávalos forjó su reelección con un trabajo político de casi tres décadas, los tres últimos años al frente del gobierno municipal. Sus adversarios no pudieron hallarle flancos débiles y todavía hasta el día de la elección se intentó debilitarlo asociándolo con el defenestrado Ramón Guerrero.

A falta del diez por ciento del conteo de casillas, la ventaja de Dávalos se consolidó en un margen ya irreversible. Al cierre de las casillas algunos operadores naranjas mostraron cierto nerviosismo. El propio candidato aportó a ello al posponer su discurso triunfalista hasta las once de la noche, cuando se declaró ganador e invitó a festejar en La Lija.

Hace tres años Dávalos consiguió sumar poco más de 35 mil votos. Esa cifra la subirá a más de los 40 mil sufragios, casi el doble de las papeletas de su ratificación de mandato un año atrás. Si el conteo de las actas de cómputo de últimos paquetes electorales reafirman la misma tendencia, Morena rayará los 30 mil votos. Del otro lado, el PRI confirmaría haber cometido el mayor error en nominar a Roberto González. A duras penas alcanzará los diez mil votos, y poco debajo estará el panista, Saúl López.

Tampoco hubo sorpresas con los candidatos independientes. Luis Alberto Alcaraz López rebasó el millar de votos, pero es una cifra lejos siquiera para estar en el reparto de las regidurías. Máximo Martínez, sumó y poco más de mil votos; Francisco Gil Martínez, Fernando Sánchez y “el mariachi” Francisco Romero García, son los tres últimos coleros.

Con el color turquesa de Encuentro Social, compitió Heriberto Sánchez Ruiz, con votos arriba de toda la chiquillada, por encima inclusive del candidato ecologista, Enrique Gou Boy.

Revolcadero

El voto verde en Las Palmas, también se anaranjó y le mostró total respaldo a Arturo Dávalos. Las brigadas de vecinos de Tebelchía, El Zancudo y Las Palmas bajo el mando de David de la Rosa Flores fueron capaces de neutralizar a los operadores, también de camuflaje naranja por cierto, que en el transcurso de la jornada dominical operaron en favor de los candidatos de Morena. El principal promotor del voto moreno fue el ex regidor por el MC, Oscar Ávalos Bernal. Le ayudaron a mover votantes potenciales de Morena, el secretario del ejido, José Manuel García Michel, Alfredo “el bolillo” Uribe, quien fue coordinador en la administración de Ramón Guerrero, y José Manuel Gutiérrez. Éste último, del clan familiar de Pancho Gutiérrez de León, se había pronunciado por Arturo Dávalos, pero él y todo su grupo no salieron a “trabajar” en los acarreos de votantes. Se acobardaron cuando al abrirse las casillas notaron la agresiva movilización de Oscar Ávalos y su grupo. “Cómo vas a votar por Dávalos”, encaró a uno de sus vecinos “el canitas”. García Michel reclamó airadamente a otro elector: “Yo te presto la camioneta. Me debes favores. Si votas por Dávalos olvídate del carro”. ****** Las cuentas entregadas por David de la Rosa al cuartel central de Arturo Dávalos se resumen en haber ganado con 554 votos las casillas de Las Palmas. Es casi el doble que los votos de Morena. Son cifras estrictamente del cómputo por la alcaldía. En números redondos son 1350 papeletas naranjas por poco más de 800 votos de Morena. Hubo casillas en la secundaria y dos más en la plaza del pueblo. En donde se ganó con menos ventaja fue una casilla ganada con una diferencia de 45 votos. ******* Por razones geográficas, en Puerto Vallarta existe interés en los resultados de los municipios vecinos, uno de ellos Tomatlán. En ese municipio ganadero, Daniel Benavides se perfilaba al triunfo. En Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez sacó sólida ventaja y nada perturba su victoria. En San Sebastián del Oeste, el MC perderá la alcaldía y en Mascota, como en Talpa de Allende, se alzarán ganadores los candidatos del PRI.****** Dolorosa debe ser la derrota para el independiente, Pedro Kumamoto. Hace tres años ganó la diputación local en un distrito de Zapopan de fuerte tendencia panista y pidió licencia en el Congreso local para competir para Senador de la República. Fue avasallado por la ola naranja y Morena lo mandó hasta el tercer lugar de la tabla, sin posibilidades de reclamar la senaduría plurinominal o de minoría por Jalisco. Así es que, serán senadores Clemente Castañeda y Verónica Delgadillo del MC.******Le dimos una rápida revisada a los resultados de las casillas en Ixtapa y concluimos que, más allá del triunfo de Arturo Dávalos, el conteo de votos esconde una escandalosa derrota del MC. Los electores le dieron una exhibida a los operadores del que MC que obliga a los jefes del partido dar un timonazo de mando. Los votos hicieron ganador a Arturo Dávalos pero de ahí en fuera, solo cosecharon derrotas para todos los demás candidatos naranjas. Son derrotas groseras. El MC mantiene operadores que son repudiados por los vecinos de Ixtapa.  Hay varios nombres y en espera de ampliar el tema esta misma semana les podemos adelantar algunos nombres: Eduardo Martínez Martínez y Víctor Manuel “el cachis” Aréchiga. En Ixtapa también metió mano el regidor Gonzalo Guzmán y sus brigadistas.

 

Leave A Reply