Tomatlán y el conflicto postelectoral tras anularse elección

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

En Tomatlán, se quebrantó el principio de certeza y de autenticidad del sufragio consideró el Tribunal Electoral del Estadio de Jalisco.  Y se debe reponer todo el proceso electoral, se anula la elección del 1 de junio y se debe de convocar a nuevas elecciones.

En Tomatlán nada se hizo bien. Ni los “dueños” de los partidos políticos coaligados ni sus dirigentes estatales. Más aun, las autoridades electorales, el “referí” local y estatal, propiciaron una serie de violaciones a la normatividad electoral. Los Consejeros del Instituto Electoral de Participación Ciudadana no atinaron a reaccionar para prevenir lo que se les venía encima.

El Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación contribuyó a la zozobra que se vive en Tomatlán al posponer hasta el cuarto para las doce su resolución. El mismo día del cierre de campañas, la Sala Regional desconoció a Daniel Ruiz Benavides como candidato de la Alianza que conformó el Partido de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y Acción Nacional. Ya sin ningún día por hacer campaña, ordenó al PRD registrar candidato.

Tomatlán fue uno de los poco menos de 50 municipios en donde los dirigentes de PAN, PRD Y MC acordaron presentar una candidatura común en coalición. Sin embargo, la militancia local del PRD se mostró desde el principio en desacuerdo y lo desaprobó.

El ganadero municipio es uno de los pocos de la entidad en donde el PRD gobierna y con altas posibilidades de ganar la elección. El ex alcalde Saúl Galindo Plazola pidió licencia a su diputación local para proponer su candidatura. El alcalde, Jorge Luis Tello García reconocía el liderazgo de su antecesor y lo aceptaba como tal. Sin embargo, ocurrió lo inesperado. Tres días antes del fin de año, lo asesinaron en una mañana que salía de su rancho. Ese día se marcaron los inicios de las penurias en Tomatlán.

El conflicto, ahora postelectoral, tomó forma en la etapa de las negociaciones para integrar la planilla de munícipes. Los del MC reclamaron para si el derecho de proponer al abanderado de la coalición. Fueron los naranjas quienes insistieron para uno de ellos la candidatura hasta llevar aquello a los límites de la necedad. Proponían a un tal Pancho López pero todo indica que a este tipo casi todos lo repudian. Jalaron la liga hasta conseguir la aceptación y el registro de una figurilla local, el ahora ya conocido Daniel Ruiz Benavides.

La coalición PRD-MC-PAN se integró con el rechazo de media población. El PRD desoyó las aspiraciones de su alcalde Jorge Luis Tello García por reelegirse. Impugnó el procedimiento del registro de Ruiz Benavidez. Éste no se inmutó y cuando debía esperar el fallo del Tribunal Electoral, arrancó su campaña y contó con el apoyo de todos los partidos políticos aliados. Los diputados del MC, Ramón Guerrero Martínez y Luis Ernesto Munguía González impulsaron, arroparon, apoyaron al candidato impugnado. Ahí “el mochilas” perdió valiosos votos en Tomatlán. También perdió votos Munguía pues uno de sus operadores políticos, el motivador Ramón Chávez Lara, hizo suyo a Ruiz Benavidez.

Quince minutos después de la media noche del martes 26 de junio nos llegó la información del fallo de la Sala regional del TRIFE. Horas antes, los magistrados Eugenio Isidro Eugenio Partida Sánchez, Jorge Sánchez Morales, y la magistrada presidenta Gabriela del Valle Pérez resolvieron en la sesión pública el juicio ciudadano 1514, en el que un ciudadano combatió la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Jalisco, por la que “revocó la resolución de la Comisión Nacional Jurisdiccional del Partido de la Revolución Democrática y confirmó la designación de otra persona como candidato a presidente municipal en Tomatlán, Jalisco”.

La magistrada y los magistrados del Pleno de la Sala determinaron revocar la resolución impugnada debido a que del examen de las constancias y agravios, se concluyó que durante el procedimiento de la selección interna para la candidatura señalada, nadie obtuvo la acreditación como candidato con apego a lo establecido en la convocatoria y los estatutos del PRD por lo que, al haberse actualizado una situación extraordinaria la designación correspondía al Comité Ejecutivo Nacional de dicho partido político y no al Comité Ejecutivo Estatal en Jalisco.

No pueden argumentar los dueños del PRD en Jalisco, ni tampoco su dirigencia en Tomatlán desconocer que, si no hubo precandidato registrado “en tiempo y forma”, dirán los bien hablados, por estatutos correspondía a la dirigencia nacional y no a los líderes locales ni estatales designar al candidato. Y decidieron erróneamente ceder al MC la candidatura pero acudir el PRD a registrar al candidato ajeno. Concluye la Sala Regional en su último párrafo: “En consecuencia, se dejó sin efectos la resolución emitida por la Comisión Nacional Jurisdiccional que ordenó el registro de Jorge Luis Tello García, además se revocó la designación hecha por el Comité Ejecutivo Estatal en favor de Daniel Ruiz Benavides y ordenó al Comité Nacional que en ejercicio de la facultad estatutaria realice la designación correspondiente”.

El PRD no esperó lo mucho y en menos de 24 horas de dictado el fallo, acudió a registrar a Jorge Luis Tello García. La campaña ya se había hecho y no le desagradó la idea. Todos los pronósticos apuntaban a que la alianza PRD-PAN-MC arrasaría. La media noche del domingo 1 de julio, los seguidores de Tello festejaron el triunfo. A esa hora el conteo del PREP arrojaba que la coalición sumaba 6,938 votos, casi el doble que los 2 mil 769 del PRI y al colero Morena que apenas se agenciaba mil 750 votitos. Hubo confusión. Los seguidores de Ruiz Benavides también festejaron. El cómputo oficial fue contundente: el ganador era Tello García. Los votos de los partidos coaligados se contabilizaron a él.

El caso Tomatlán trascendió apenas concluida la elección y su cómputo. Cuando el ganador de la contienda para gobernador, Enrique Alfaro publicó en redes sociales que defendería el triunfo del candidato del MC en Tomatlán. El “alcalde legítimo” es Ruiz Benavides, dijo. La injerencia de Alfaro anticipó que habría un conflicto postelectoral.

Un personero del MC Jalisco presentó el segundo recurso de impugnación en el Tribunal Electoral del Estado. Reclamaba para si el triunfo de Tello García pues los electores habían votado por un candidato del MC, por Daniel Ruiz Benavides. Tenía razón. Dado la sentencia del Tribunal Electoral, a la víspera de la elección, por razones obvias el IEPC se imposibilitó para para modificar boletas, borrar de las mismas a Ruiz Benavides y poner a Tello García.

Así, la noche del miércoles vino lo último. En sesión nocturna, el Tribunal Electoral del Estado resolvió anular la elección de Tomatlán. (Y de otro municipio más de la entidad).

Los habitantes de Tomatlán han dado pruebas de su alta politización. Sus electores le son fieles al PRD y desde que echaron del gobierno municipal al PRI guardan distancia con éstos. El MC con el tal Pancho López no hizo nada para posicionarse del 2015 al 2018. Tampoco Ruiz Benavides trabajó para el MC.

A tres semanas del cambio de gobierno, el Tribunal Electoral le ordena al IEPC le retire la constancia de alcalde electo a Tello García. También dispone que se vaya preparando para organizar una elección extraordinaria. En síntesis, el acuerdo 298/2018, mandata anular la declaración de validez de la elección y también pone a trabajar a los diputados. El Código Electoral y de Participación Social del Estado establece que será el Congreso del Estado el que “emitirá el decreto que ordene la realización de elecciones extraordinarias”.

La cadena de “errores humanos” y manoseos de candidaturas acabó por quebrantar el “principio de certeza y de autenticidad del sufragio” consideró el Tribunal Electoral. Consideró justo anular la elección y con ello dio razón al reclamo de los naranjas en contra de sus aliados, los del PRD. No hubo violaciones sustanciales en la jornada electoral pero sí irregularidades graves y tantas como para repetir la elección.

Revolcadero

Las apuestas ya se echaron y en Tomatlán hay quienes nos aportaron que en esta elección extraordinaria Morena aprovechará el platillo en bandeja que por errores propios del PRD y el MC. En teoría, irán separados el poderoso PRD y el MC y el PAN. Pero ni eso se considera una ventaja para un PRI que apenas alcanza asomar la cabeza en ese municipio vecino. Sin embargo, el PRI está todavía muy por debajo del PRD y el pronóstico es que Morena lo va a superar. Vamos a ver si la moda morena toca el duro corazón de los habitantes de Tomatlán. Lo que sí vamos a ver será un ir y venir a Tomatlán de activistas naranjas. ****** Por cierto, nuestros amigos naranjas están a la espera de ver la luz del futuro que les enseñe el camino y saber hacia dónde apunta la línea de Arturo Dávalos Peña en materia de empleos. Están a la expectativa y más quienes apuestan, unos a la ratificación de su cargo actual y otros a ser considerados en el equipo de gobierno. Confiaban en hallar acomodos sino en el Seapal, en alguna de las docenas de oficinas del gobierno del Estado, en uno de las espaciosas oficinas del edificio de la UNIRSE. Sienten que los espacios se reducen. Se quejan de la “monita”, que se les pierde. Nos han dicho hacerles saber que, como les dice Santiago Centeno, tranquilos y relajados. Sabemos que el propio Dávalos dedica horas y horas a revisar propuestas de propuestas a considerarse para ocupar alguna jefatura, dirección un otro cargo de primer nivel. A tres semanas de la entrega del gobierno, nada está decidido, nada está dicho y a nadie se le puede garantizar, ni que esta despedido ni que tiene amarrado.****** Ahora que está el debate popular de si son buenos o malos, agresivos o mansos los cocodrilos, nos acordamos del caso de un saurio que cohabita con los paisanos, allá en las inmediaciones de una cañada que acarrea agua al Río de Las Cañas, la frontera natural de Sinaloa y Nayarit, vimos a un ejemplar hace cinco semanas. Como otras veces, posaba relajado, relajado. Nadie lo molesta y puede tomar solo a cinco seis metros de cualquier persona. Nadie lo molesta. Nadie le arroja piedras. Tampoco nadie le lanza un taco. Solito el saurio atrapa sus mojarras y se alimenta. Los primeros moradores de la cañada que atraviesa el caserío sufrieron. Varios pioneros fueron recibidos a plomo de 22. Lo mataron. Sus pieles se exhibieron en los jumayes. Por un tiempo asistieron empleados de Protección Civil y enseñaron a respetar a los caimanes. Estos supieron responder. Respetan animales de granjas. No se comen animales ni aves de granja, ni gallinas ni cochis. Sin proponerse ni decretar regla sin leyes, todos tienen prohibido molestar la vida de la cañada.

 

Leave A Reply